Urgencias Vittal 24hs: 4000-8888 • 4556-4556 • 0810-333-8888

Cuidado con el Sol y el golpe de calor

Con la llegada del verano y las altas temperaturas, siempre es necesario tomar medidas para combatir el calor y evitar sus consecuencias negativas para nuestra salud.

golpe-de-calor-750

El golpe de calor es el aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol (insolación) o por hacer esfuerzos en ambientes calurosos o con poca ventilación, al punto que el cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento.

¿Quiénes son los más vulnerables?

Cualquier persona puede sufrir un golpe de calor, pero se debe prestar especial atención a niños pequeños y personas mayores, y quienes sufran de enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.

El golpe de calor puede ser muy grave, en especial para los bebés y niños pequeños. Por eso, ante los primeros síntomas no demore en consultar al médico o acercarse al centro de salud.

¿Cómo prevenirlo?

Para evitar un golpe de calor en zonas o épocas de altas temperaturas, es importante:

  • Beber agua continuamente (un vaso cada 20 minutos). No esperar a sentir sed. Hidratarse antes, durante y después de la jornada de trabajo.
  • Ofrecer agua a los niños. No esperar a que pidan. En el caso de lactantes ofrecer el pecho de manera más frecuente.
  • Evitar bebidas con azúcar en exceso, que favorecen la deshidratación. Las bebidas con alcohol aumentan la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. Evitar bebidas muy frías o muy calientes.
  • Evitar comidas calientes y pesadas. Elegir comidas livianas que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, jugos naturales).
  • Evitar la exposición al sol, especialmente en el horario del mediodía. Si no se puede evitar la exposición, protegerse con sombreros, protectores solares y ropa adecuada: holgada, liviana, de algodón y colores claros, que cubra la mayor parte del cuerpo.
  • Aplicar el protector solar 20 minutos antes de ir a trabajar, y a lo largo del día. Para proteger la piel de la radiación UV, usar factor de protección 30 o superior.

¿Cómo debemos actuar si ocurre?

Ante síntomas como sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C; sudoración excesiva; agotamiento o debilidad; dolores de estómago, falta de apetito, vómitos; dolores de cabeza (sensación de latido u opresión), es importante actuar rápidamente. Se debe intentar bajar la temperatura corporal de la persona afectada con hielo o un baño en agua helada, ofrecer agua fresca y trasladar a la persona a un lugar fresco y ventilado. Es importante no administrar medicamentos antifebriles ni friccionar la piel con alcohol.

Esta nota fue publicada en el Boletín N°2 de OSPIC. Podés leerlo completo aquí.

Share This: