Urgencias Vittal 24hs: 4000-8888 • 4556-4556 • 0810-333-8888

Programa de enfermedades cardiometabolicas

PRESIÓN ARTERIAL

¿Qué es la presión arterial?
La presión arterial se equipara a la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias, similar a la fuerza que ejerce el agua en una manguera. Esta fuerza dependerá también del envión que le da el corazón a la sangre.

¿Como se mide la presión arterial?
Se mide con un tensiómetro que consta de un manguito que se coloca en el brazo y se va inflando.
También hay aparatos automáticos que la miden. Muchos supermercados y farmacias ofrecen dispositivos automáticos que los clientes pueden utilizar. Sin embargo, debe tenerse presente que estos dispositivos pueden no brindar una lectura precisa.

¿Cuántas presiones hay?
Hay dos. Una máxima o sistólica y una mínima o diastólica. La máxima depende de la fuerza que haga el corazón para bombear la sangre y la mínima es el momento en que el corazón descansa o se relaja.

¿Cuáles son los valores normales de presión arterial?
Hay que tener normalmente menos de 140 mmHg de sistólica (o máxima o comúnmente se dice 14) y menos de 90 de diastólica (o mínima, comúnmente se dice 9). La presión arterial óptima es menor a 120 de máxima y 80 de mínima.

¿Qué puedo sentir al tener la presión alta?
Frecuentemente no da sintomatología. Por eso es importante controlarse la presión sanguínea regularmente. Las personas que sufren de hipertensión generalmente no presentan síntomas. En algunos casos, pueden sentirse palpitaciones en la cabeza o el pecho, mareos y otros síntomas físicos. Cuando no hay síntomas de advertencia la enfermedad puede permanecer sin detectar durante muchos años.

¿Es malo tener la presión arterial alta?
Si. Dijimos que el corazón tiene que bombear la sangre a las arterias. Al aumentar la presión arterial va a tener que hacer más fuerza en su trabajo. Este esfuerzo a largo plazo es perjudicial, ya que se puede cansar y no funcionar bien (lo que se conoce como insuficiencia cardíaca). Además al no llegar bien la sangre al resto del cuerpo puede dañar el riñón, el cerebro, la vista, al propio corazón y el resto de las arterias del cuerpo.

¿Cuáles son los factores de riesgo que pueden aumentar la presión arterial?
Hay factores hereditarios, o sea que las personas que tienen padres hipertensos presentan más probabilidad de tener presión alta (hipertensión arterial).
Otros factores que aumentan la presión arterial son el elevado consumo de sal, la obesidad, el no hacer ejercicio (sedentarismo), el cigarrillo, el consumo de alcohol y la diabetes.

¿Cómo puedo hacer para disminuir la probabilidad de ser hipertenso?
No fumando, bajando de peso si se encuentra excedido, haciendo ejercicios regularmente, limitando la cantidad de sal que consume, limitando la cantidad de alcohol que bebe.

¿Cuándo debo controlarme la presión?
Aun en niños la presión sanguínea debe controlarse ocasionalmente, empezando a los 2 años. Después de los 21 años, debe controlar la presión sanguínea por lo menos una vez cada 2 años. Debe hacerlo más seguido si ha tenido presión sanguínea alta en el pasado.

HIPERTENSIÓN ARTERIAL
La hipertensión arterial, el término médico para la presión arterial alta, es conocida como “la muerte silenciosa”. Aproximadamente el 20% de la población adulta es hipertensa. La presión arterial aumenta con la edad y vemos que a partir de los 65 años el 54% de la población es hipertensa. Gran parte de los hipertensos no saben que lo son. Sin tratamiento, la hipertensión aumenta apreciablemente el riesgo de un infarto o de un accidente cerebrovascular (trombosis o derrame cerebral).
El corazón bombea sangre a través de una red de arterias, venas y capilares. La sangre en movimiento empuja contra las paredes de las arterias y esta fuerza se mide como presión arterial.
La presión arterial alta es ocasionada por un estrechamiento de unas arterias muy pequeñas (arteriolas) que regulan el flujo sanguíneo en el organismo. A medida que estas arteriolas se estrechan (o contraen), el corazón tiene que esforzarse más por bombear la sangre a través de un espacio más reducido y la presión dentro de los vasos sanguíneos aumenta.

¿Cuándo un paciente es hipertenso?
Cuando tiene una presión arterial mayor de 140 mmHg de máxima o sistólica o más de 90 mmHg de mínima o diastólica, tomada en varias oportunidades (más de dos veces).

¿Existen distintos tipos de Hipertensión?
Sí. Cuando la causa que origina la hipertensión es desconocida, se dice que la persona tiene Hipertensión Primaria o Esencial. Cuando la causa de esta hipertensión es conocida, está relacionada normalmente con alguna otra enfermedad, por ejemplo, de tipo renal, endócrina, o con el embarazo, se llama Hipertensión Secundaria.

¿Qué personas tienen mayor riesgo de ser hipertensos?
• Antecedentes familiares de hipertensión.
• Sexo masculino. En las mujeres el riesgo es mayor después de los 55 años.
• Mayor de 60 años. Los vasos sanguíneos se debilitan con los años y pierden su elasticidad.
• Niveles altos de estrés.
• Sobrepeso u obesidad.
• El cigarrillo daña los vasos sanguíneos.
• Los anticonceptivos orales. Las mujeres que fuman y usan anticonceptivos orales aumentan considerablemente su riesgo.
• Dieta rica en grasas saturadas.
• Dieta rica en sodio (sal).
• Consumo de alcohol.
• Sedentarismo
• Diabéticos.

¿Cómo hacer para disminuir la presión arterial?
No fumando, bajando de peso si se encuentra excedido, haciendo ejercicios regularmente, limitando la cantidad de sal que consume, limitando la cantidad de alcohol que bebe.
También si no se controla la presión arterial hay medicamentos que se pueden utilizar.

¿Cómo afecta el cigarrillo a la presión arterial?
La nicotina en los cigarrillos y otros productos de tabaco ocasionan que sus vasos sanguíneos se constriñan y su corazón palpite más rápido, lo que temporalmente subirá su presión sanguínea.
Si deja de fumar usted puede reducir considerablemente sus riesgos de una enfermedad del corazón y el infarto, así como ayudar a reducir su presión sanguínea.

¿Necesito dejar de beber alcohol totalmente?
En algunas personas el alcohol causa que la presión sanguínea suba, inclusive en las personas sanas. En otras personas, no sucede así. Si usted bebe alcohol, limítese a sólo 2 bebidas diarias. Una bebida es 1 lata de cerveza, 1 vaso de vino o 1 medida de licor. Si su presión sanguínea aumenta con el alcohol, es mejor no beber nada de alcohol.

¿Puede el estrés afectar mi presión sanguínea?
El estrés puede afectar su presión sanguínea. Puede ayudar a combatir los efectos del estrés con técnicas de relajación. Pídale consejos a su médico clínico o de familia.

¿Qué podernos hacer para bajar una tensión arterial elevada?
Existen algunas medidas que contribuyen a nuestro bienestar general y al control de nuestra tensión:
1. Deje de fumar. Reducirá sus factores de riesgo, y la probabilidad de complicaciones aún cuando persista su hipertensión.
2. Controle su peso. El sobrepeso le añade una carga extra a su corazón.
3. Reduzca el consumo de sal y coma alimentos saludables que no aumenten su nivel de colesterol.
4. Evite el consumo excesivo de alcohol. El alcohol aumenta la presión en sus arterias.
5. Haga ejercicio físico regular. Elija un programa sencillo, que pueda mantener, y hágalo regularmente, aunque sólo sea caminar 15 ó 20 minutos al día o una hora durante al menos 3 días a la semana.
6. Reduzca su estrés. Si se relaja, mejorará su presión arterial.
7. Tome sus medicamentos exactamente como su médico le indicó. No deje de tomarlos, aún cuando se sienta bien. Si tiene alguna duda o problema consulte con su médico de familia.

¿Qué consejos debe seguir el paciente hipertenso con respecto a la sal?
La sal es un mineral. Aunque el organismo necesita minerales para funcionar bien, la sal puede elevar la presión arterial en las personas que presentan una mayor sensibilidad a sus efectos.
No todas las personas están afectadas por el sodio. La mayoría de las personas que tiene presión sanguínea alta debe limitar la cantidad de sodio que come cada día a menos de 2,3 g (una cucharadita). El sodio es parte de la sal. También es parte de otras mezclas usadas para dar sabor y preservar los alimentos. Se pueden hacer algunos cambios sencillos que le ayuden a usted y a su familia a comer menos sal y sodio como:
1. Limite su consumo de papas fritas y otras comidas saladas.
2. Trate de usar condimentos que no contengan sal.
3. Sustituya la sal por hierbas, especias y otros condimentos.
4. Lea las etiquetas con cuidado porque a veces encontrará sal en lugares inesperados, (por ejemplo, los jugos de tomate y verdura a menudo contienen mucha sal.)
5. Pruebe los productos reducidos en sodio y sin sal.
6. Prepare las comidas con la mitad de la cantidad recomendada de sal. Muchas recetas indican más sal de la necesaria. Cada día disminuya un poco la cantidad de sal que usa. Con el tiempo se acostumbrará a comer con menos sal. Déle sabor a sus comidas con hierbas y especias tales como pimienta, comino, menta. Use ajo en polvo y cebolla en polvo en vez de sal de ajo o sal de cebolla. Disminuya el uso de cubitos de caldo y salsa de tomate (ketchup).
7. Prepare las recetas sin sal y deje que cada persona agregue la cantidad que desea.
8. Cuando coma en un restaurante pregunte si pueden prepararle un plato con menos o sin sal.
9. Pruebe los sustitutos de la sal. Con carnes rojas: pruebe hoja de laurel, ajo, albahaca, pimienta, tomillo; con pollo: orégano, romero; con pescado: curry en polvo, perejil.
10. Cuando compre: elija frutas y vegetales para comer como bocadillos en vez de papas fritas saladas y galletas saladas. Lea las etiquetas de los alimentos. Compre los que tienen marcado “reducido en sodio,” “bajo en sodio” o “sin sodio”. Reduzca el consumo de alimentos enlatados y procesados, como chorizo, mortadela, peperoni, salame, jamón, sopas enlatadas o de sobre, pepino encurtido y aceitunas.
11. Quite el salero de la mesa. Para sazonar sus comidas pruebe especias en vez de sal.

¿Cuál es el objetivo del tratamiento de la presión arterial alta?
La meta del tratamiento es de reducir su presión sanguínea a un nivel normal con medicinas que son fáciles de tomar y que tiene pocos, o algún, efecto secundario.

¿Qué problemas me pueden traer estas medicaciones?
Las diferentes drogas tienen distintos efectos secundarios en las personas. Los efectos secundarios de drogas antihipertensivas pueden incluir una sensación de mareo cuando se levanta después de estar acostado o sentado, niveles bajos de potasio en su sangre, problemas para dormir, adormecimiento, la boca seca, dolores de cabeza, hinchazón de pies, estreñimiento y depresión. En los hombres, algunas drogas para la hipertensión pueden causar problemas para lograr una erección.
Hable con su médico clínico o de familia acerca de cualquier cambio que usted note.
Si una medicación no le resulta favorable o le causa efectos secundarios, usted tiene otras opciones. Avísele a su médico clínico o de familia para que lo ayude a encontrar el medicamento apropiado para usted.

PREVENCIÓN DE COLESTEROL
El colesterol es una sustancia que se encuentra en todos los tejidos animales, de forma especial en la bilis, en los cálculos biliares, en las grasas y, normalmente, en la sangre. El organismo necesita colesterol, pues a partir de él sintetiza hormonas y sales biliares que desempeñan un papel muy importante en la absorción de las grasas procedentes de los alimentos.
Mediante un mecanismo metabólico muy preciso, el organismo mantiene en equilibrio las cantidades de colesterol que hay en la sangre y en el hígado, pero cuando el aporte de colesterol es superior al necesario durante un tiempo prolongado, el mecanismo puede sufrir alteraciones. La más frecuente de ellas es que el hígado deje de fabricar y de destruir el colesterol de forma normal y, en consecuencia, se rompa el equilibrio y se produzca una hipercolesterolemia, es decir, una concentración excesiva de colesterol en la sangre.

La Hipercolesterolemia
La elevada concentración de colesterol en la sangre puede tener diversos orígenes, entre los que se incluyen el de índole genético, si bien el más corriente se encuentra en la ingestión demasiado abundante de grasas animales. Pero, en cualquiera de los casos, ese alto nivel de concentración puede reducirse en cuestión de días con una alimentación de muy bajo contenido en esa clase de grasas. Al exceso de colesterol obedecen muchos de los trastornos cardiovasculares que se presentan en las personas.

La Arteriosclerosis
El peligro implícito que lleva aparejada una concentración alta de colesterol radica en que, cuando éste se combina con el calcio suele acumularse en las paredes de las arterias, quitándoles elasticidad y reduciendo su diámetro. Esta circunstancia, conocida con el nombre de arteriosclerosis, dificulta el flujo sanguíneo normal y suele provocar trastornos circulatorios y cardíacos.

Para ayudarle a reducir su colesterol y mantenerlo en un nivel saludable, coma los alimentos correctos, mantenga un peso saludable y esté activo físicamente.

Debe comenzar a revisarse el colesterol si:
• Es hombre de 35 años o más.
• Es mujer de 45 años o más.
• Es hombre entre las edades de 20 y 35 años o mujer entre los 20 y 45 años, y tiene otros factores de riesgo para enfermedades cardíacas. Otros factores de riesgo son el uso del tabaco, la diabetes, la presión arterial alta o un historial familiar de enfermedades cardíacas.
La mayoría de los expertos recomiendan que se revise el colesterol periódicamente. Su médico puede sugerir que se lo revise más seguido, especialmente si tiene el colesterol demasiado alto.

¿Cómo comer adecuadamente?
Comer los alimentos correctos y las cantidades adecuadas pueden ayudarlo a vivir más tiempo y llevar una vida más saludable. Muchas enfermedades y afecciones, como las enfermedades cardíacas, la obesidad, la presión arterial alta y la diabetes, pueden evitarse o controlarse si se come adecuadamente. Una dieta saludable también proporciona las vitaminas y los minerales necesarios.
Nunca es demasiado tarde para empezar a comer bien. Aquí hay algunos consejos útiles.

Coma una variedad de alimentos, entre otros:
• Vegetales, especialmente los de hoja verde y los de color amarillo profundo, como las espinacas o las zanahorias y las legumbres.
• Frutas frescas o jugos, como el de naranja o pomelo.
• Carnes, aves, huevos, pescado, especialmente aquellos bajos en grasa, como la carne magra y las aves preparadas sin la piel.
• Productos lácteos, como la leche, el yogur y el queso, especialmente los productos lácteos bajos en grasa o sin grasa.
• Cereales, especialmente los granos enteros.

Limite las calorías y las grasas saturadas. Los alimentos altos en grasas saturadas son altos en calorías, así que pueden causar el aumento de peso. También aumentan el nivel de colesterol.
Trate de limitar:

• Los productos lácteos altos en grasa como el helado, la manteca, el queso, la crema y la leche entera.
• Las carnes altas en grasa.
• Los aceites y la manteca.

Las grasas insaturadas no elevan los niveles de colesterol. Los alimentos con grasa insaturada incluyen los aceites vegetales, el pescado y diversas nueces.
Vigile el tamaño de las porciones.
No elija las porciones “súper” o extra grandes. Esté consciente de cuánto come.

¿Cómo mantenerse activo?
La actividad física puede ayudar a prevenir:
• Enfermedades cardíacas
• Obesidad
• Presión arterial alta
• Diabetes
• Osteoporosis (reducción de la masa de los huesos)
• Los problemas de salud mental como depresión
La actividad física le ayuda a sentirse bien en general.

¿Qué debe hacer?
Todo tipo de actividad física, ya sea moderada o vigorosa, le ayudará a mantenerse saludable. Es buena idea tratar de realizar por lo menos una actividad moderada, como caminar rápido, barrer, limpiar la casa o jugar con los niños, durante 20 ó 30 minutos casi todos los días de la semana. Generalmente, mientras más activo sea, más saludable estará.

¿Cómo comenzar y cómo continuar?
Si no ha estado activo, comience despacio.
Elija algo que se ajuste a su vida diaria.
Elija una actividad que le guste, o pruebe algo nuevo.

Las actividades como el baile, la natación o andar en bicicleta pueden ser muy divertidas. Pídale a un amigo que haga ejercicio con usted, o únase a un grupo. Haga tiempo durante el día para las actividades físicas.
Si no está bueno el clima, trate de hacer ejercicio con un programa de televisión, con una cinta, camine en el centro comercial o trabaje en la casa.

PREVENCIÓN DE OBESIDAD
La obesidad puede conducir a enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y enfermedades renales. Comer una dieta saludable y mantenerse activo son dos maneras de reducir los riesgos de obesidad.

¿Cómo comer adecuadamente?
Comer los alimentos correctos y las cantidades adecuadas pueden ayudarlo a vivir más tiempo y llevar una vida más saludable. Muchas enfermedades y afecciones, como las enfermedades cardíacas, la obesidad, la presión arterial alta y la diabetes, pueden evitarse o controlarse si se come adecuadamente. Una dieta saludable también proporciona las vitaminas y los minerales necesarios.

Nunca es demasiado tarde para empezar a comer bien. Aquí hay algunos consejos útiles.
Coma una variedad de alimentos, entre otros:
• Vegetales, especialmente los de hoja verde y los de color amarillo profundo, como las espinacas o las zanahorias, y legumbres.
• Frutas frescas o jugos, como el de naranja o pomelo.
• Carnes, aves, huevos, pescado, especialmente aquellos bajos en grasa, como la carne magra y las aves preparadas sin la piel.
• Productos lácteos, como la leche, el yogur y el queso, especialmente los productos lácteos bajos en grasa o sin grasa.
• Cereales, especialmente los de granos enteros.

Limite las calorías y las grasas saturadas.

Los alimentos altos en grasas saturadas son altos en calorías, así que pueden causar el aumento de peso. También aumentan el nivel de colesterol.
Trate de limitar:
• Los productos lácteos altos en grasa como el helado, la manteca, el queso, la crema y la leche entera.
• Las carnes altas en grasa.
• Los aceites y la manteca.

Las grasas insaturadas no elevan los niveles de colesterol. Los alimentos con grasa insaturada incluyen los aceites vegetales, el pescado y diversas nueces.
Vigile el tamaño de las porciones.
No elija las porciones “súper” o extra grandes. Esté consciente de cuánto come.

¿Cómo mantenerse activo?
La actividad física puede ayudar a prevenir:
• Enfermedades cardíacas.
• Obesidad.
• Presión arterial alta.
• Diabetes.
• Osteoporosis (reducción de la masa de los huesos).
• Los problemas de salud mental como depresión.

La actividad física le ayuda a sentirse bien en general.

¿Qué debe hacer?
Todo tipo de actividad física, ya sea moderada o vigorosa, le ayudará a mantenerse saludable. Es buena idea tratar de realizar por lo menos una actividad moderada, como caminar rápido, barrer, limpiar la casa o jugar con los niños, durante 20 ó 30 minutos casi todos los días de la semana. Generalmente, mientras más activo sea, más saludable estará.

¿Cómo comenzar y cómo continuar?
Si no ha estado activo, comience despacio.
Elija algo que se ajuste a su vida diaria.
Elija una actividad que le guste, o pruebe algo nuevo. Las actividades como el baile, la natación o andar en bicicleta pueden ser muy divertidas.
Pídale a un amigo que haga ejercicio con usted, o únase a un grupo.
Haga tiempo durante el día para las actividades físicas.
Si no está bueno el clima, trate de hacer ejercicio con un programa de televisión, con una cinta, camine en el centro comercial o trabaje en la casa.

Share This: